-

Lydia desplazГЎndolo hacia el pelo yo nos conocimos gracias a un cuestionario, la evaluaciГіn sobre personalidad de opciГіn mГєltiple sobre OkCupid, que te duda cosas como

“Un holocausto nuclear te parecería emocionante?” (en mi caso, la respuesta fue no) y luego te enlaza con aquellas gente a las que posees menor probabilidades sobre odiar.

Nuestra primera cita fue un lunes, de tomar unos tragos luego sobre un día de labor a lo largo de el que hice enormes esfuerzos Con El Fin De nunca revelar de angustia. Iba a ser mi primera citación con la chica. La agendé unos diez días después sobre que les había proverbio a mis amigascomme “No soy hetero, aunque luego les diré exactamente qué tan no hetero soy”. Tenía 28 años.

Le enviГ© a Lydia el primer mensaje, preguntГЎndole si podГ­a leer la reinterpretaciГіn sobre fan, o fanfic, gay sobre Harry Potter que la novia habГ­a mencionado en su cuenta. Poquito despuГ©s me invitГі a partir. Estaba emocionada por conocerla, aunque al completo estaba pasando muy corto (si no incluimos los 28 aГ±os de vida sobre confusiГіn anteriores).

Hasta primero sobre eso, habГ­a cubo por hecho que era heterosexual desplazГЎndolo hacia el pelo suponГ­a Гєnicamente que era la pГ©sima heterosexual. Nunca habГ­a tenido enamorado y ni siquiera me habГ­a acostado con un hombre desplazГЎndolo hacia el pelo nunca me gustaba montar ni estar con ellos, pero pensaba que era normal; la totalidad de mis amigas se quejaban cualquier el lapso de las tipos con las que salГ­an.

SabГ­a que estaba practicando algo mal, No obstante nunca sabГ­a quГ©

A veces, pedГ­a asistencia a mis amigas. Cuando nunca estaban disponibles o se cansaban de mГ­, recurrГ­a a una causa sobre asiento y consuelo de toda la vidacomme la prueba de opciГіn mГєltiple.

Mi hábito comenzó en la escuela secundaria, en el reverso de revistas igual que CosmoGirl, Seventeen desplazándolo hacia el pelo Teen Vogue, en donde las tests sobre unas cuantas cuestiones prometían orientar a las chicas referente a diversos temas, que iban desde “Cómo conocer si le gustas” a “Qué tanto le gustas?”. Cada aniversario de San Valentín en el bachillerato spiritual singlesw, nuestros maestros sobre Durante la reciente clase nos daban formatos Con El Fin De lector electrónico sobre un asistencia llamado CompuDate, que prometía buscarle a cada adolescente hormonal el compañero sobre clase del sexo opuesto más compatible, falto importar las consecuencias sociales. A mí (que no era popular) me puso con Mike P. (que era harto popular), quien lo tomó de buen modo, pero fue humillante Con El Fin De ambos.

ComГєnmente, al finalizar la universidad las personas dice adiГіs a las competiciones de elecciГіn mГєltiple, sin embargo yo nunca podГ­a dejar de hacerlos. Cuanto de mГ­ВЎs grande me hacГ­a, menos seguridad sentГ­a en quГ© tan bien me conocГ­a a mГ­ misma y no ha transpirado mГЎs buscaba en el exterior alguna cosa que me diera pistas.

Por quГ© le daba a una prueba de cuatro dudas escaso experto, mal escrita e inventada mГЎs prestigio que la que me daba a mГ­ misma?

En retrospectiva, quizá debería encontrarse sabido quién era después sobre Durante la reciente vez que busqué la prueba llamada “Soy gay?”, sin embargo nunca fue mismamente. La colección sobre tests referente a sexualidad vacante en la red serí­a vasta. Pero Durante la reciente oportunidad que busqué, en 2010, ansiosa por adquirir respuestas en mi soltería perpetua, las pruebas online aún eran fascinantemente escaso profesionales, con diferentes tamaños sobre letra e imágenes prediseñadas. Memoria que había dudas políticamente incorrectas y no ha transpirado otras que eran tendenciosas, igual que “Cuando piensas en el tipo sobre cristiano con la que te deseas casar, posee cabello reducido, igual que un adulto, o dilatado, como una chica?”. Un test supuso que mi desinterés en guiar la camioneta sobre atadura era una prueba fehaciente sobre que, en propósito, no era lesbiana.

Antiguamente sobre culminar cada prueba, era igual que En Caso De Que debido a supiera la respuesta, por motivo de que invariablemente era exactamente la que querГ­a que fuera. En caso de que tomaba un test para asegurarme de que era heterosexual, ese era el resultado; En Caso De Que querГ­a que alguno me dijera que era homosexual o bisexual, lo obtenГ­a. No obstante, ningГєn rendimiento era lo suficientemente creГ­ble de elaborar que dejara de contestar dudas.

Por fin me di por vencida. Supuse que de nunca acontecer heterosexual —o sobre acontecer todo otra cosa que no externamente normal— lo habría conocido desde demasiado tiempo antiguamente.

Me mudГ© a novedosa York, a donde salГ­ con un adulto durante unas cuantas semanas antiguamente de que Г©l terminara conmigo; luego pasГі exactamente lo con otro hombre. PensГ© que quizГЎ mis fracasos con las citas se debГ­an a sencilla incompatibilidad y a las incalculables defectos del sexo varonil. Le contГ© al completo a mi terapeuta, antiguamente de dejar sobre ir a esa terapia y conseguirme otra terapeuta.

Entretanto al completo eso sucedГ­a, trabajaba en BuzzFeed, justamente elaborando tests. El transcurso era relativamente aburrido, en particular en aquel momento, cuando el doctrina sobre direcciГіn de contenidos era defectuoso y no ha transpirado de poco interГ©s pГєblico. No obstante, la elaboraciГіn sobre competiciones era empoderadora, lo cual desea aseverar que me hacГ­a sentir igual que En Caso De Que exteriormente Dios.